13 sept. 2015

Escena inédita-El jardín de Neve



El jardín de Neve
Mar Carrión
La apacible vida en Howth en la maravillosa costa irlandesa parece ser suficiente para Neve, una belleza pelirroja. Después de montar su propia floristería, el negocio va tan bien que ha comenzado a encargarse de unos cuantos jardines de los alrededores. Divertida, decidida, ambiciosa, Neve sueña con diseñar un jardín digno de un rey. Si pudiera presentarse al concurso de jardines de esa famosa revista… Pero no encuentra el sitio adecuado, ni apoyo por parte de Barry, su pareja, que cada vez está más apático e indiferente. Está a gusto con él, al menos eso es lo que asegura y lo que se susurra a sí misma, tratando de convencerse.
Pero nada la prepara para el encuentro fortuito con Kyle. El arrebatador Kyle, el mejor amigo de su hermano cuando eran jóvenes, a quien ella miraba como lo que era, una preadolescente embobada suspirando por un amor imposible. Kyle ha vuelto a Howth después de años, dispuesto a arreglar la antigua casa de su familia, junto al faro. En ese terreno con maravillosas vistas al océano, en sus rincones agrestes y descuidados, Neve empieza a vislumbrar el jardín perfecto. Lo que no puede atisbar todavía es que, allí mismo, además de rosales y hiedras, crecerá una ola que arrasará su vida. 


El jardín de Neve


Sonrió con añoranza. Solo era una chiquilla ingenua de trece años, aunque Kyle le caló tan profundamente que tardó años en olvidarlo y en interesarse en otros chicos.
Kyle apoyó los antebrazos sobre la vieja baranda y se la quedó mirando fijamente.
—¿Sabes? A mí también me gustaba.
—¿Qué cosa? —preguntó ella.
—El color de tu pelo.
—¿En serio? —Tragó saliva y agitó las pestañas de un modo encantador—. Nunca me lo dijiste.
—No quería que pensaras que flirteaba contigo. ¡Eras un incordio!
La ligera sonrisa de Kyle estaba cargada de magnetismo e hizo que las rodillas se le aflojaran. Miró hacia el suelo y apartó una piedra con la punta de la sandalia.
—Hay quien piensa que continúo siéndolo.
Los labios de Neve también se distendieron hasta que él pudo apreciar los encantadores hoyuelos que se le formaban en las mejillas. Por Dios, ¡era preciosa! Daba igual cuánto la mirara, continuaba costándole atisbar en ella aquellos rasgos infantiles que no presagiaban que fuera a convertirse en una belleza. La notó nerviosa, su pie derecho no dejaba de remover las piedrecillas del suelo. De repente, echó un vistazo a su reloj de pulsera y se puso muy tiesa.
—¡Qué tarde es! Tengo que regresar a la tienda. Becca se estará preguntando por qué tardo tanto. —Metió las manos en los bolsillos del pantalón. No sabía qué hacer con ellas—. Así que… ¿solo unos setos?
—Junto a la piscina. —Asintió—. He visto que han construido por aquella zona de allí y quiero tener algo de intimidad. —Regresaron a la entrada de la casa— ¿Cuándo podrías empezar?
—Mañana mismo, a eso de las cinco. Puedo dedicarle un par de horas al día y tenerlo listo en una semana.
—¿Necesitas que te pague por adelantado?
—No te preocupes —declinó. Por regla general, sus clientes le pagaban un anticipo por el coste de los materiales que empleaba, pero no podía darle a Kyle el mismo trato. Además, todavía no estaba todo dicho respecto al trabajo que ella pretendía realizar allí—. Nos vemos mañana.
Al alejarse hacia la furgoneta de la floristería, los rayos dorados del atardecer se le enroscaron en las torneadas piernas desnudas, llamando la atención de Kyle. Los pantalones enfundaban unas nalgas muy bonitas. El cariño especial que le tenía chocaba con esa nueva manera de verla. Todo era un poco confuso. Reconocía en ella ciertos rasgos del carácter, determinados ademanes y gestos de la Neve que él había conocido, pero la mayor parte del tiempo se sentía como si estuviera ante una persona distinta.


Agradecimientos a Mar Carrión

11 comentarios :

  1. Pintaza! este cae seguro!! Gracias por la escena y el fan es precioso <3

    Besos naca :*

    ResponderEliminar
  2. Lo quiero!!! Madre mia este mes, no doy a basto con todo lo que quiero...

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Lo quiero!!! Madre mia este mes, no doy a basto con todo lo que quiero...

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Este libro me llama bastante. He leído un libro de la autora y me gustó bastante, espero que este me guste todavía más, en principio pinta muy bien ajja.

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. no leo mucho pero puedo apreciar que bien describes lo que lees

    ResponderEliminar
  6. Hola, no he tenido el placer de leer nada de esta autora todavía, pero espero poder resarcirme pronto, y puede ser con esta novela, el fragmento que nos has presentado tiene buena pinta, la seguiré la pista a su publicación.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! Me llevo esta novela muy bien apuntada, tiene muy buena pinta, es el tipo de historias de disfruto. Muchas gracias por compartir esta escena.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Lo tengo comprado en pre venta!! Así que en breve lo leeré....si el mundo me deja!!!! jaajjaajja
    Genial la escena, gracias por compartirla!!
    Besitos
    #necesitovacacionesenelmarmasqueunspaaunquetambienmevendriabienquemepetarantodalaespaldayhedichoespaldamentesucia

    ResponderEliminar
  9. Qué buena pinta! Mar me gusta mucho y esta historia apunta bien. Me lo anoto. Gracias por compartirla y precioso el fan.
    Bss naca 😃

    ResponderEliminar
  10. Deseando tenerlo entre mis manos, que ganas tiene una pinta estupenda:D
    bss

    ResponderEliminar
  11. Hola guapa,
    Tengo muchas ganas de leer este libro, espero poder hacerlo en breve.
    Gracias por la escena.
    Besos

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.
Fotocomposición y edición S W Design · Template Designed by PrettyLikely Designs