Con la tecnología de Blogger.

Reseña Seremos recuerdos

Seremos recuerdos
Elísabet Benavent Ficha → Empezar a leer
★★★
Opinión personal

Ya es conocida mi gran admiración por la autora Elísabet Benavent; desde que la descubrí hace algunos años no he dejado de seguir su trayectoria y de leer todo lo que publica. Es una autora muy versátil y con una gran capacidad de trasmitir, que de un modo u otro, y aunque tenga novelas que me gusten más que otras, siempre será una apuesta segura. Es una suerte que sus publicaciones sean seguidas y que no tengamos que esperar mucho por las segundas partes, esto ayuda a tenerlo todo más fresco y a tener una experiencia más intensa en general. He de decir que la historia de Maca y Leo no está entre mis favoritas, pero sí ha conseguido un buen puesto superando la bilogía de Sofía, aunque sin estar a la altura de Sílvia y Valeria. Espero, algún día, reencontrarme con los orígenes de la autora y volver a sentir la misma emoción que me embargó al leer sus primeras historias.

"Crecí enamorado de mi vecina de abajo, la hermana de mi mejor amigo, una niña que se compró su primer carmín rojo a los quince y nunca dejó de martirizarme con el color de su boca; una especie de «Carmen» pequeña y explosiva que en mis brazos se convertía en todos los amores literarios habidos y por haber concentrados en una única persona. Una piel, mil historias que yo leía en sus labios y todo los días un dolor distinto, como si pudiéramos cometer los errores de todos los personajes literarios a la vez y nunca encontrar ninguna de sus soluciones." 

Maca regresa después de haber pasado un tiempo en casa de sus padres en Valencia, su vuelta a Madrid es diferente por muchas razones  después de este descanso espiritual, que la ha ayudado a tener otra perspectiva de su vida y aclarar las ideas. Ha conseguido dejar atrás todo lo malo que arrastraba de su pasado, y lo mejor, ha aprendido a perdonar para conseguir pasar página. Ahora conoceremos a otra Macarena, una mucho más serena y menos impulsiva, una que toma decisiones meditadas y más maduras, paso importante que le ayudará a enfrentarse a su nuevo yo y a Leo. Conseguir el equilibrio no será nada fácil, y mucho menos teniendo en cuenta lo que ha sufrido y sus vivos sentimientos hacia Leo, pero todo reto puede ser superado si se quiere.


En esta segunda entrega iremos viendo la evolución de todos los personajes, cómo se van encontrando a sí mismos, cómo superan sus miedos e inseguridades  y aprenden a luchar por aquello que necesitan en sus vidas. El descubrimiento de Adriana con su propio cuerpo, ver cómo poco a poco se va aceptando y cómo deja de influenciarle el qué dirán, para admitir y luchar por lo que quiere en su vida sin temor a admitir quién es y qué quiere realmente para ella. Jimena, dentro de tener un carácter alocado y parecer muy segura de sí misma, también tiene sus propias inseguridades que no la dejan avanzar en su relación con Samuel, aprender a superar esos miedos será su gran obstáculo en este camino. Y lo que nos regalan Maca y Leo, es harina de otro costal, veremos cómo maduran mucho y en muchos aspectos, cómo descubren lo que quieren y en qué momento lo necesitan, sin contar con nadie más, sino forjando su propio destino, porque ambos acaban encontrándose en el momento adecuado, cuando tocaba disfrutar de una relación no tóxica de la que habían sido protagonistas tiempo atrás.

"Esa noche, Leo, un poco triste por no encontrar un recuerdo bonito nuestro de tantos que tenía en aquel lugar, entendí esa frase que tanto decías: «Solo cuando me miras, soy». Yo ya era, pero al mirarme tú, me encontré, supongo. Supe dónde mirar. Supe."

Seremos recuerdos ha sido una historia que he disfrutado en partes, me explico. Ha tenido mucho de lo bueno que tiene Elísabet Benavent, esa esencia tan característica suya que te llega a trasmitir con frases y situaciones cargadas de vida, tiene tacto y mucha sensibilidad y un modo de escribir que siempre me convence. Pero en esta ocasión me ha faltado más chispa, más gancho, algo que me removiera más por dentro, y una resolución menos precipitada, porque conforme vas avanzando te va dando la sensación de que se va diluyendo y pierde fuerza. Sin llegar a ser lo mejor de la autora que ha pasado por mis manos, la bilogía de Canciones y recuerdos, nos lleva a pasar un rato entretenido de lectura, con una buena dosis de humor y situaciones divertidas que te harán disfrutar de esta. Una historia desenfada que nos habla de las segundas oportunidades, de la superación personal y sobre todo del amor. 

3 comentarios

  1. Hola!
    Lo leí hace poco y me gustó bastante, aunque me quedo con el primero.
    Besitos :)

    ResponderEliminar
  2. Hola!! Yo esta historia no terminé de disfrutarla, porque creo que me faltó más de ellos dos, de Maca y Leo. Jimena sigo creyendo que es maravillosa y la que más me ha gustado de todos los personajes. Seguiremos leyendo a Beta a ver qué nos descubre.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! A mí me fascinó este libro y la verdad es que me pareció una historia muy bonita y muy bien construida. Un besote :)

    ResponderEliminar